Porque 140 caracteres a veces no son suficientes.

Entradas etiquetadas como “MIT

Cubitos de hielo que te avisan cuando tienes que dejar de beber.

Seguro que casi todos hemos tenido alguna vez una de esas noches en la que nos pasamos con las copas y que a la mañana siguiente nos gustaria borrar de la linea del tiempo y que jamás hubiera sucedido. Sabemos que la hemos liado pero si tenemos algún recuerdo de lo ocurrido suele ser vago y poco claro. Lo malo es que según avanza el día suelen llegarnos flashes de la noche anterior que no hacen otra cosa que acrecentar nuestra inquietud y rezar porque no nos viera nadie conocido en tan lamentable estado.

Al investigador del Instituto tecnológico de Massachussets (MIT) Dhairya Dand le pasó esto y algo más. Se fue a una fiesta, se tomó una copa, luego otra y a partir de la tercera no se acordaba de nada. Se despertó en el Hospital con amnesia y una resaca de las que hacen época. Es lógico pensar que el científico perdió aquella noche una importante cantidad de neuronas pero, al parecer, el resto, en un esfuerzo de autoconservación y supervivencia se pusieron manos a la obra para que la masacre no volviera a repetirse.

Tras aquella fatidica fiesta Dhairya Dand se puso a pensar como evitar que la borrachera nos impida ser conscientes de que ya va siendo hora de que dejemos las bebidas espirituosas y nos pasemos a algo más saludable. Y se le ocurrió una solución. Inventó unos cubitos de hielo que nos dicen cuando parar.

El invento de Dand es un cubito de gel que simula ser hielo. Dentro hay tres leds de colores, un acelerómetro, un cronómetro y un centro de comunicaciones. De este modo, el “cubito” mide el número de veces que empinamos el codo y con que frecuencia lo hacemos. Las luces de colores le dan el punto “cool” al invento. Parpadean al ritmo de la música de los bares y hacen que nuestra copa sea la más molona del local. Al principio es verde, todo va bien. Cuando ya llevamos un rato y nos estamos poniendo a tono la luz pasa a amarilla. Cuidado, tenemos que ir pensando en bajar el ritmo, pero si aún así seguimos bebiendo el color se vuelve rojo. Todo el bar sabe ya que vamos “más pedo que Alfredo” (Escuche la expresión el otro día en una obra de teatro y me hizo mucha gracia).

Pero es que todavía hay más. Si nuestro “cubito” detecta que aunque parpadeé más que la nariz de Rudulf nosotros seguimos a lo nuestro se pasa al plan B. El centro de comunicaciones que tiene en su interior se pone en contacto con nuestro móvil y se pone a lanzarnos mensajes de aviso para que dejemos de beber.

No está claro aún si este invento llegará a comercializarse pero, desde luego, es un magnifico ejemplo de que las buenas ideas pueden venir de cualquier parte. Hasta de la resaca subsiguiente a la madre de todas las borracheras.