Porque 140 caracteres a veces no son suficientes.

Entradas etiquetadas como “Ciencia

Space Odity: Desde la ISS

353167El comandante Chris Hadfield se ha convertido en toda una leyenda en la red. Nunca hasta ahora la Estación Espacial Internacional había tenido tanta relevancia entre el gran público. Su secreto es que, quizá por primera vez, un astronauta ha sabido como utilizar todas las herramientas que brinda Internet para acercarnos la vida en el espacio. En multitud de videos ha contado como es lavarse los dientes en gravedad cero, porque los astronautas no pueden, o más bien no deben llorar, y no tiene que ver con que sean unos tipos duros, es que las lagrimas no caen sin gravedad y si lloras se te quedan alrededor del ojo formando una burbuja de agua salada.

Son sólo dos ejemplos de una serie de videos que este astronauta canadienses ha ido enviado durante su misión en la ISS. Cosas cotidianas, cercanas, explicadas con gracia, de forma llana y para todo el mundo. El de Hadfield es un ejemplo perfecto de divulgación de la ciencia, de como hacer atractivo algo que, la mayor parte de las veces pasamos de largo en nuestras complejas y ajetreadas vidas.

La misión de Hadfield en el espacio terminó hace algunos días y para despedirse preparó algo especial. Una versión del clásico de David Bowie Space Odity, cantada por él, con la Estación Espacial Internacional a su entera disposicioón, como si estuviera sólo allá arriba. El video, el primer videoclip en gravedad cero de la historia, es una belleza en cuanto a imágen. Tanto en los planos rodados en el interior de la ISS como en las impresionantes imágenes intercaladas de la tierra vista desde allá arriba. Es evocador, es emotivo y es todo un ejemplo para aquellos que quieren acercar la belleza del cosmos a la sociedad.

Anuncios

Lo noto, se me va la cabeza Dave

Muchos recordaremos una de las escenas finales de la maravillosa 2001 de Stanley Kubrick. El Astronauta Dave Bowman ha logrado regresar al Discovery después de que el supercomputador HAL 9000 haya intentado matarlo y lo haya conseguido con el resto de la tripulación. Bowman se dispone a desconectar la avanzada computadora y ésta lucha por salvar su vida, pero no puede hacerlo ya mediante el asesinato así que recurre a la suplica, al chantaje emocional, a las promesas.

Es una maquina, eso está claro, pero a mi, y supongo que a otros muchos, nos sigue dando cierta pena que Bowman se deshaga de HAL de un modo tan frio, vemos la humanidad en la máquina, sus conflictos internos y su angustia y vemos también la frialdad del humano, metódico y mécanico en su labor de desconexión de la Inteligencia Artificial. Kubrick, en aquellas escenas, intercambia los papeles.

2001 se rodó en 1968 y eso de las máquinas pensantes era una quimera. Hoy sigue sin ser posible tener un ordenador como HAL pero podemos simularlo. Y eso es lo que ha usado un equipo de investigadores en un experimento que recrea la escena de Kubrick. La premisa es comprobar si nos resulta más díficil apagar un robot si nos pide que no lo hagamos.

El resultado es que sí. Nos cuesta el triple apagar un robot con cara, que nos habla, que muestra inteligencia y que nos suplica que no lo hagamos. De media 34 segundos. Sin embargo, si el juguetito es borde, irascible y no parece muy listo le damos a la combinación de botones mucho más alegremente. En unos 11 segundos lo ponemos en Off.

El experimento nos muestra que podemos sentir empatía por algo que sabemos que no está vivo pero, desde mi punto de vista, deja claro también otro aspecto del comportamiento humano que muchos no acaban de entender. Vas a conseguir mucho más del projimo si eres amable y te muestras cortes, empático e inteligente que si tratas a los demás a patadas.


¿Donde está la bolita?

El video que viene a continuación esta grabado a velocidad normal, no hay truco, no hay trampa… aunque lo que hace este robot se parece mucho a la estafa de los trileros con los vasos y la bolita.

Pues a partir de ahora este robot es el más rápido del Oeste sin lugar a dudas. Lo presentaron en la feria Automática 2012.


Hello Kitty: Hasta el infinito y más allá

Si te pareció impresionante el salto estratosférico de Felix Baungardner este video te va a encantar. Es el trabajo de ciencias de una niña de séptimo grado en una escuela en Estados Unidos.

La pequeña tenía que hacer un estudio sobre la presión atmosférica y ayudada por su padre se propuso poner en órbita a su peluche de Hello Kitty. No logró tanto, pero gracias a un globo y un cohete muy mono fue capaz de mandar al icónico gatito nada menos que a 14.000 metros de altura.

Toda la hazaña del peluche, con viaje de ida y vuelta, podemos verlo gracias a la cámara Go Pro que instalaron en la improvisada nave espacial. Las imágenes de la curvatura de la Tierra y el descenso son preciosas.


Cantando bajo el escáner

El artista británico SIVU dice llevar ya bastante tiempo obsesionado por lograr imágenes diferentes en sus videoclips. Nuevos efectos, nuevas lentes, nuevas formas de narrar su música.

En el single que abre su nuevo trabajo, titulado “Better man than me” SIVU ha elegido cientos de imágenes de scanner clínicos para montar un video, cuanto menos, curioso. Podemos ver como el montaje genera el movimiento de la boca sincronizado con la letra de la canción, vemos como se mueve la mandíbula, la lengua, y podemos ver el cerebro y la espina dorsal.

Las imágenes han sido cedidas por el Hospital San Bartolomé de Londres donde se estudian nuevos tratamientos para la enfermedad del labio leporino en niños. Este tema es además un modo de recaudar fondos para ese centro y esa enfermedad. Si quieres contribuir puedes hacerlo aquí.


Cubitos de hielo que te avisan cuando tienes que dejar de beber.

Seguro que casi todos hemos tenido alguna vez una de esas noches en la que nos pasamos con las copas y que a la mañana siguiente nos gustaria borrar de la linea del tiempo y que jamás hubiera sucedido. Sabemos que la hemos liado pero si tenemos algún recuerdo de lo ocurrido suele ser vago y poco claro. Lo malo es que según avanza el día suelen llegarnos flashes de la noche anterior que no hacen otra cosa que acrecentar nuestra inquietud y rezar porque no nos viera nadie conocido en tan lamentable estado.

Al investigador del Instituto tecnológico de Massachussets (MIT) Dhairya Dand le pasó esto y algo más. Se fue a una fiesta, se tomó una copa, luego otra y a partir de la tercera no se acordaba de nada. Se despertó en el Hospital con amnesia y una resaca de las que hacen época. Es lógico pensar que el científico perdió aquella noche una importante cantidad de neuronas pero, al parecer, el resto, en un esfuerzo de autoconservación y supervivencia se pusieron manos a la obra para que la masacre no volviera a repetirse.

Tras aquella fatidica fiesta Dhairya Dand se puso a pensar como evitar que la borrachera nos impida ser conscientes de que ya va siendo hora de que dejemos las bebidas espirituosas y nos pasemos a algo más saludable. Y se le ocurrió una solución. Inventó unos cubitos de hielo que nos dicen cuando parar.

El invento de Dand es un cubito de gel que simula ser hielo. Dentro hay tres leds de colores, un acelerómetro, un cronómetro y un centro de comunicaciones. De este modo, el “cubito” mide el número de veces que empinamos el codo y con que frecuencia lo hacemos. Las luces de colores le dan el punto “cool” al invento. Parpadean al ritmo de la música de los bares y hacen que nuestra copa sea la más molona del local. Al principio es verde, todo va bien. Cuando ya llevamos un rato y nos estamos poniendo a tono la luz pasa a amarilla. Cuidado, tenemos que ir pensando en bajar el ritmo, pero si aún así seguimos bebiendo el color se vuelve rojo. Todo el bar sabe ya que vamos “más pedo que Alfredo” (Escuche la expresión el otro día en una obra de teatro y me hizo mucha gracia).

Pero es que todavía hay más. Si nuestro “cubito” detecta que aunque parpadeé más que la nariz de Rudulf nosotros seguimos a lo nuestro se pasa al plan B. El centro de comunicaciones que tiene en su interior se pone en contacto con nuestro móvil y se pone a lanzarnos mensajes de aviso para que dejemos de beber.

No está claro aún si este invento llegará a comercializarse pero, desde luego, es un magnifico ejemplo de que las buenas ideas pueden venir de cualquier parte. Hasta de la resaca subsiguiente a la madre de todas las borracheras.


El Universo, la vida… y todo lo demás

El maravilloso video que encabeza este texto se llama “Our History in one minute”, aunque en realidad dura 90 segundos. Es un rápido resumen desde el Big Bang, hace unos 13.700 millones de años hasta ayer mismo. Parte de la creación del Cosmos y pasa por la formación de las Galaxias, del Sol y los tormentosos comienzos del planeta Tierra. A partir de ahí nos enseña el origen de la vida para acabar con la Historia de la Civilización humana.

Y aunque el video no recoge de forma igualitaria el tiempo que llevó cada una de estas cosas es necesario reseñar que los seres humanos llevamos aquí muy poco tiempo. Si toda la historia de la Tierra (5.000 millones de años), se resumiera en un sólo día, toda la Historia de la humanidad, todos sus logros, sus guerras, su cultura, su música, la filosofía o la poesia tan sólo abarcarían aproximadamente los 10 últimos segundos antes de las doce de la noche del 31 de diciembre de este año hipotético

Y si la Historia de la Humanidad es una mota en la inmensidad del tiempo, la Tierra es otra mota en la del espacio. El siguiente video fue producido por el gran divulgador de científico Carl Sagan. Uno de los proyectos en los que Sagan estuvo implicado fue la misión Voyager. Cuando la nave se alejaba de Neptuno se le envio la orden de que se diera la vuelta para sacar la foto más lejana del planeta Tierra que tenemos hasta la fecha, a nada menos que 6.000 millones de kilometros. Fue en 1990 y desde allí, todo nuestro planeta no era más que un pixel. Lo que el propio Sagan describió como “ese pequeño punto azul palido”.

Aunque tambien podemos tomarnos toda esta reflexión filósofica y científica sobre lo insignificantes que somos con un poco de sentido del humor. Es lo que hace el siguiente video. Una divertida creación en Stop motion en la que en apenas tres minutos y medio se hace un repaso, no demasiado riguroso, eso si, de toda la Historia del planeta y de la humanidad. Sus creadores son Kalle Matson, Kevin Parry, Carla Veldman, Andrew Wilson y Andrea Nesbitt y llevarlo a cabo les llevó seis meses de trabajo.

 


La Tierra desde el espacio en Alta Definición

¿Cómo se ve la Tierra desde 800 km de altura en el espacio? La respuesta puedes encontrarla en este video. Se ha creado uniendo las fotográfias en alta resolución tomada por el satélite Suomi NPP durante 22 días y son, posiblemente, las de mejor calidad que se han realizado hasta la fecha. El montaje muestra al planeta Tierra girando sobre su eje y pueden apreciarse con toda nitidez los continentes, las formaciones de nubes y las luces de las ciudades. Toda una belleza.

Via: Fogonazos


Las mejores fotografías astrónomicas de 2012

Llamarada Solar

Esta inmensa llamarada solar es una de las 21 instantaneas que el bloguero Phil Plait, más conocido como @badastronomer, ha elegido este año como una de las 21 fotografías más impactantes del espacio.

Entre las imágenes podemos ver al Curisioty en Marte, impactantes escenas de Galaxias lejanas tomadas por el Hubble y maravillosas fotografías del cielo tomadas desde algunos de los parajes más hermosos del mundo.

aurora

Las aquí reseñadas son sólo dos de las 21 que podeís ver aquí. Todas y cada una de ellas con una descripción precisa de donde se tomaron, el nombre de los fotógrafos, o del instrumento astrónomico que las ha realizado y lo que estamos viendo exactamente. Eso sí, en perfecto inglés.


Arte como Terapia

Posiblemente, una de las peores tragedias que le puede suceder a un ser humano es que le roben sus recuerdos. El presente no es siquiera efímero, apenas existe y al final todos somos nuestras vivencias, las personas que se cruzaron en el camino, los logros que alcanzamos, las montañas que escalamos y los fracasos de los que aprendimos.

La nueva Unidad de enfermedades degenerativas del Hospital Val D´ Ebron de Barcelona se va a ocupar de tratar de mejorar las vidas de esas personas que padecen de olvido o que, poco a poco, se ven abocados a perder el control de esa máquina que llamamos cuerpo.

El Hall de esa nueva Unidad del Hospital tendrá, cuando abra sus puertas, un mural de más de 100 metros cuadrados de extensión que en estos momentos está ejecutando el artista, y también gran amigo, porque no decirlo, Pejac.

Lo que Pejac está creando en el Hospital Val D´Ebron es un bosque. Uno que crece a partir de caminos serpenteantes y a medida que esas sendas avanzan, tras ellas surge la vida: setos, árboles o pájaros que se van quedando atrás, que en cierto modo pueden representar, y esta es una interpretación personal, ese viaje vital que todos recorremos.

Esas vidas en las que cambiamos las de aquellos a quienes tocamos, para bien o para mal, y en las que los que nos rodean también nos cambian a nosotros.

Pejac lleva ya cerca de dos semanas trabajando en este proyecto y, como podéis apreciar en las fotos, realizadas por el fotógrafo Coque, el resultado final promete ser más que bueno.

El uso del color, las diferentes lineas sinuosos que marcan cada uno de los caminos “vitales” que se representan en la obra no son sólo una mera elección estética. Los responsables del Hospital quieren, y entre otros muchos motivos por eso han elegido esta obra, que  esos caminos sean un referente para los pacientes. Que puedan mirarlos mientras esperan ser atendidos.

Y que los recuerden. Que, de algún modo, el Arte les sirva de terapia al fijar en su mente cada árbol, cada camino porque todos y cada uno de los elementos de la obra pueden considerarse una metáfora de los hitos que alcanzamos en nuestra vida. Esos momentos que nos definen y que, salvo que la enfermedad nos los robe, permanecen con nosotros a lo largo de toda nuestra vida.

Los trabajos avanzan a buen ritmo y dentro de poco este bosque podrá visitarse in situ. Entretanto, si os gusta lo que habéis visto os recomiendo encarecidamente que dediquéis un rato a pasear por el blog de este artista. Seguro que no os deja indiferentes.