Porque 140 caracteres a veces no son suficientes.

Ciencia

Space Odity: Desde la ISS

353167El comandante Chris Hadfield se ha convertido en toda una leyenda en la red. Nunca hasta ahora la Estación Espacial Internacional había tenido tanta relevancia entre el gran público. Su secreto es que, quizá por primera vez, un astronauta ha sabido como utilizar todas las herramientas que brinda Internet para acercarnos la vida en el espacio. En multitud de videos ha contado como es lavarse los dientes en gravedad cero, porque los astronautas no pueden, o más bien no deben llorar, y no tiene que ver con que sean unos tipos duros, es que las lagrimas no caen sin gravedad y si lloras se te quedan alrededor del ojo formando una burbuja de agua salada.

Son sólo dos ejemplos de una serie de videos que este astronauta canadienses ha ido enviado durante su misión en la ISS. Cosas cotidianas, cercanas, explicadas con gracia, de forma llana y para todo el mundo. El de Hadfield es un ejemplo perfecto de divulgación de la ciencia, de como hacer atractivo algo que, la mayor parte de las veces pasamos de largo en nuestras complejas y ajetreadas vidas.

La misión de Hadfield en el espacio terminó hace algunos días y para despedirse preparó algo especial. Una versión del clásico de David Bowie Space Odity, cantada por él, con la Estación Espacial Internacional a su entera disposicioón, como si estuviera sólo allá arriba. El video, el primer videoclip en gravedad cero de la historia, es una belleza en cuanto a imágen. Tanto en los planos rodados en el interior de la ISS como en las impresionantes imágenes intercaladas de la tierra vista desde allá arriba. Es evocador, es emotivo y es todo un ejemplo para aquellos que quieren acercar la belleza del cosmos a la sociedad.


Lo noto, se me va la cabeza Dave

Muchos recordaremos una de las escenas finales de la maravillosa 2001 de Stanley Kubrick. El Astronauta Dave Bowman ha logrado regresar al Discovery después de que el supercomputador HAL 9000 haya intentado matarlo y lo haya conseguido con el resto de la tripulación. Bowman se dispone a desconectar la avanzada computadora y ésta lucha por salvar su vida, pero no puede hacerlo ya mediante el asesinato así que recurre a la suplica, al chantaje emocional, a las promesas.

Es una maquina, eso está claro, pero a mi, y supongo que a otros muchos, nos sigue dando cierta pena que Bowman se deshaga de HAL de un modo tan frio, vemos la humanidad en la máquina, sus conflictos internos y su angustia y vemos también la frialdad del humano, metódico y mécanico en su labor de desconexión de la Inteligencia Artificial. Kubrick, en aquellas escenas, intercambia los papeles.

2001 se rodó en 1968 y eso de las máquinas pensantes era una quimera. Hoy sigue sin ser posible tener un ordenador como HAL pero podemos simularlo. Y eso es lo que ha usado un equipo de investigadores en un experimento que recrea la escena de Kubrick. La premisa es comprobar si nos resulta más díficil apagar un robot si nos pide que no lo hagamos.

El resultado es que sí. Nos cuesta el triple apagar un robot con cara, que nos habla, que muestra inteligencia y que nos suplica que no lo hagamos. De media 34 segundos. Sin embargo, si el juguetito es borde, irascible y no parece muy listo le damos a la combinación de botones mucho más alegremente. En unos 11 segundos lo ponemos en Off.

El experimento nos muestra que podemos sentir empatía por algo que sabemos que no está vivo pero, desde mi punto de vista, deja claro también otro aspecto del comportamiento humano que muchos no acaban de entender. Vas a conseguir mucho más del projimo si eres amable y te muestras cortes, empático e inteligente que si tratas a los demás a patadas.


¿Donde está la bolita?

El video que viene a continuación esta grabado a velocidad normal, no hay truco, no hay trampa… aunque lo que hace este robot se parece mucho a la estafa de los trileros con los vasos y la bolita.

Pues a partir de ahora este robot es el más rápido del Oeste sin lugar a dudas. Lo presentaron en la feria Automática 2012.


Hello Kitty: Hasta el infinito y más allá

Si te pareció impresionante el salto estratosférico de Felix Baungardner este video te va a encantar. Es el trabajo de ciencias de una niña de séptimo grado en una escuela en Estados Unidos.

La pequeña tenía que hacer un estudio sobre la presión atmosférica y ayudada por su padre se propuso poner en órbita a su peluche de Hello Kitty. No logró tanto, pero gracias a un globo y un cohete muy mono fue capaz de mandar al icónico gatito nada menos que a 14.000 metros de altura.

Toda la hazaña del peluche, con viaje de ida y vuelta, podemos verlo gracias a la cámara Go Pro que instalaron en la improvisada nave espacial. Las imágenes de la curvatura de la Tierra y el descenso son preciosas.


Cantando bajo el escáner

El artista británico SIVU dice llevar ya bastante tiempo obsesionado por lograr imágenes diferentes en sus videoclips. Nuevos efectos, nuevas lentes, nuevas formas de narrar su música.

En el single que abre su nuevo trabajo, titulado “Better man than me” SIVU ha elegido cientos de imágenes de scanner clínicos para montar un video, cuanto menos, curioso. Podemos ver como el montaje genera el movimiento de la boca sincronizado con la letra de la canción, vemos como se mueve la mandíbula, la lengua, y podemos ver el cerebro y la espina dorsal.

Las imágenes han sido cedidas por el Hospital San Bartolomé de Londres donde se estudian nuevos tratamientos para la enfermedad del labio leporino en niños. Este tema es además un modo de recaudar fondos para ese centro y esa enfermedad. Si quieres contribuir puedes hacerlo aquí.


Cubitos de hielo que te avisan cuando tienes que dejar de beber.

Seguro que casi todos hemos tenido alguna vez una de esas noches en la que nos pasamos con las copas y que a la mañana siguiente nos gustaria borrar de la linea del tiempo y que jamás hubiera sucedido. Sabemos que la hemos liado pero si tenemos algún recuerdo de lo ocurrido suele ser vago y poco claro. Lo malo es que según avanza el día suelen llegarnos flashes de la noche anterior que no hacen otra cosa que acrecentar nuestra inquietud y rezar porque no nos viera nadie conocido en tan lamentable estado.

Al investigador del Instituto tecnológico de Massachussets (MIT) Dhairya Dand le pasó esto y algo más. Se fue a una fiesta, se tomó una copa, luego otra y a partir de la tercera no se acordaba de nada. Se despertó en el Hospital con amnesia y una resaca de las que hacen época. Es lógico pensar que el científico perdió aquella noche una importante cantidad de neuronas pero, al parecer, el resto, en un esfuerzo de autoconservación y supervivencia se pusieron manos a la obra para que la masacre no volviera a repetirse.

Tras aquella fatidica fiesta Dhairya Dand se puso a pensar como evitar que la borrachera nos impida ser conscientes de que ya va siendo hora de que dejemos las bebidas espirituosas y nos pasemos a algo más saludable. Y se le ocurrió una solución. Inventó unos cubitos de hielo que nos dicen cuando parar.

El invento de Dand es un cubito de gel que simula ser hielo. Dentro hay tres leds de colores, un acelerómetro, un cronómetro y un centro de comunicaciones. De este modo, el “cubito” mide el número de veces que empinamos el codo y con que frecuencia lo hacemos. Las luces de colores le dan el punto “cool” al invento. Parpadean al ritmo de la música de los bares y hacen que nuestra copa sea la más molona del local. Al principio es verde, todo va bien. Cuando ya llevamos un rato y nos estamos poniendo a tono la luz pasa a amarilla. Cuidado, tenemos que ir pensando en bajar el ritmo, pero si aún así seguimos bebiendo el color se vuelve rojo. Todo el bar sabe ya que vamos “más pedo que Alfredo” (Escuche la expresión el otro día en una obra de teatro y me hizo mucha gracia).

Pero es que todavía hay más. Si nuestro “cubito” detecta que aunque parpadeé más que la nariz de Rudulf nosotros seguimos a lo nuestro se pasa al plan B. El centro de comunicaciones que tiene en su interior se pone en contacto con nuestro móvil y se pone a lanzarnos mensajes de aviso para que dejemos de beber.

No está claro aún si este invento llegará a comercializarse pero, desde luego, es un magnifico ejemplo de que las buenas ideas pueden venir de cualquier parte. Hasta de la resaca subsiguiente a la madre de todas las borracheras.


El Universo, la vida… y todo lo demás

El maravilloso video que encabeza este texto se llama “Our History in one minute”, aunque en realidad dura 90 segundos. Es un rápido resumen desde el Big Bang, hace unos 13.700 millones de años hasta ayer mismo. Parte de la creación del Cosmos y pasa por la formación de las Galaxias, del Sol y los tormentosos comienzos del planeta Tierra. A partir de ahí nos enseña el origen de la vida para acabar con la Historia de la Civilización humana.

Y aunque el video no recoge de forma igualitaria el tiempo que llevó cada una de estas cosas es necesario reseñar que los seres humanos llevamos aquí muy poco tiempo. Si toda la historia de la Tierra (5.000 millones de años), se resumiera en un sólo día, toda la Historia de la humanidad, todos sus logros, sus guerras, su cultura, su música, la filosofía o la poesia tan sólo abarcarían aproximadamente los 10 últimos segundos antes de las doce de la noche del 31 de diciembre de este año hipotético

Y si la Historia de la Humanidad es una mota en la inmensidad del tiempo, la Tierra es otra mota en la del espacio. El siguiente video fue producido por el gran divulgador de científico Carl Sagan. Uno de los proyectos en los que Sagan estuvo implicado fue la misión Voyager. Cuando la nave se alejaba de Neptuno se le envio la orden de que se diera la vuelta para sacar la foto más lejana del planeta Tierra que tenemos hasta la fecha, a nada menos que 6.000 millones de kilometros. Fue en 1990 y desde allí, todo nuestro planeta no era más que un pixel. Lo que el propio Sagan describió como “ese pequeño punto azul palido”.

Aunque tambien podemos tomarnos toda esta reflexión filósofica y científica sobre lo insignificantes que somos con un poco de sentido del humor. Es lo que hace el siguiente video. Una divertida creación en Stop motion en la que en apenas tres minutos y medio se hace un repaso, no demasiado riguroso, eso si, de toda la Historia del planeta y de la humanidad. Sus creadores son Kalle Matson, Kevin Parry, Carla Veldman, Andrew Wilson y Andrea Nesbitt y llevarlo a cabo les llevó seis meses de trabajo.

 


Todos los colores… y longitudes de onda… del Sol

Mosaico del Sol

Foto NASA

¿De qué está hecho el sol?, ¿Cómo funciona?, ¿Es igual que cualquier otra estrella del Universo o cada una es distinta? La única forma que tenemos de saberlo es la luz, y la radiación, que nos llega de él. Y con eso, para los astrónomos es más que sufieciente. Gracias al espectro que proyecta el Sol en el rango de la luz visible podemos saber que está compuesto principalmente de hidrógeno pero que también contiene helio, carbono, hierro y otros elementos químicos.

espectro del Sol

espectro del Sol

En la fotografía de la izquierda se puede ver como los científicos pueden saber de que está hecha una estrella contando sólo con la luz que emite como referencia. Cada elemento químico emite radiación en una determinada longitud de onda, que se corresponde con un color, y también absorbe esa misma longitud de onda y ese mismo color.

Sabiendo que colores corresponden a cada elemento químico y fijandonos en las manchas ocuras del espectro de luz del sol podemos identificar, no sólo de que está hecho, sino los porcentajes exactos de cada elemento que lo componen.

Esto mismo puede hacerse, y de hecho se hace, con cualquier estrella del Universo y gracias a estas mediciones sabemos que no todas son iguales, que son distintas según su tamaño, el lugar en el que se formaron o la edad que tienen porque cada estrella es un reactor de fusión que quema hidrógeno y lo convierte en otros elementos más pesados.

 Pero la luz visible no es la única que emiten las estrellas, y por ende, el Sol. Sólo es la que nuestros ojos son capaces de ver. Las cámaras de los telescopios pueden verlo en otras muchas longitudes de onda. Desde las ondas de radio (que también son un tipo de luz), pasando por los infrarrojos hasta llegar al espectro de los ultravioleta, los rayos X y los peligros rayos Gamma.

La imágen que ilustra este post es un mosaico de todas ellas elaborado por la NASA. Una foto compuesta por todos y cada uno de los instrumentos que estudian el Sol en toda su plenitud y estudiando toda su luz.


No teclees… enfocalo con la cámara del movil

La compañia japonesa NEC está investigando como usar la realidad aumentada y la capacidad de reconocimiento de imágenes de sus dispositivos para que podamos buscar información de aquello que veamos por la calle en tiempo real. Que ves un coche que te gusta, sacale una foto y tu teléfono y el buscador te dirán la marca, el modelo, el precio, los accesorios disponibles o donde encontrar un concesionario. Que buscas casa en un barrio concreto… pues sacale fotos o videos a los edificios en los que te gustaria vivir y tu teléfono se conectará con las páginas de inmobiliarias de la zona, te dirá que apartamentos o casas están disponibles, en venta o en alquiler, te mostrara fotos de los inmuebles y datos de contacto con las agencias o los propietarios.

Son sólo un par de ejemplos de como la tecnología, en especial el reconocimiento de imágenes y la realidad aumentada van a ir cambiando el modo en el que nos relacionamos con nuestro entorno.

Via: Xakata


Hubble: Grandes éxitos

Allá arriba, en espacio, hay belleza…. Y aquí abajo, los astrónomos sacan su vena más poética cuando le ponen nombre a los objetos que ven en el cielo. Nombres tan evocadores como los de las Nebulosas del Águila, de la Tarantula, o del Ojo de gato. Hay Galaxias espirales, con forma de anillo, estrellas muertas que han dejado un halo de gas como si de su último aliento se tratara.

Y más cerca tenemos los planetas. Las bandas de nubes ocres de Jupiter o los anillos de Saturno. Muchas de las mejores imágenes del Universo en el que habitamos las hemos podido ver gracias al telescopio espacial Hubble, una autentica maravilla tecnológica.

Ahora la NASA ha colgado en Internet dos videos en los que se pueden ver algunas de las instantaneas más increibles captadas por Hubble. Todas en alta definición. Y han decidido acompañar las imágenes con la música de un nocturno de Chopin. Para que luego digan que los científicos no son sensibles. De verdad que merece la pena tomarse cinco minutos y disfrutar con estos dos maravillosos videos.