Porque 140 caracteres a veces no son suficientes.

Arte como Terapia

Posiblemente, una de las peores tragedias que le puede suceder a un ser humano es que le roben sus recuerdos. El presente no es siquiera efímero, apenas existe y al final todos somos nuestras vivencias, las personas que se cruzaron en el camino, los logros que alcanzamos, las montañas que escalamos y los fracasos de los que aprendimos.

La nueva Unidad de enfermedades degenerativas del Hospital Val D´ Ebron de Barcelona se va a ocupar de tratar de mejorar las vidas de esas personas que padecen de olvido o que, poco a poco, se ven abocados a perder el control de esa máquina que llamamos cuerpo.

El Hall de esa nueva Unidad del Hospital tendrá, cuando abra sus puertas, un mural de más de 100 metros cuadrados de extensión que en estos momentos está ejecutando el artista, y también gran amigo, porque no decirlo, Pejac.

Lo que Pejac está creando en el Hospital Val D´Ebron es un bosque. Uno que crece a partir de caminos serpenteantes y a medida que esas sendas avanzan, tras ellas surge la vida: setos, árboles o pájaros que se van quedando atrás, que en cierto modo pueden representar, y esta es una interpretación personal, ese viaje vital que todos recorremos.

Esas vidas en las que cambiamos las de aquellos a quienes tocamos, para bien o para mal, y en las que los que nos rodean también nos cambian a nosotros.

Pejac lleva ya cerca de dos semanas trabajando en este proyecto y, como podéis apreciar en las fotos, realizadas por el fotógrafo Coque, el resultado final promete ser más que bueno.

El uso del color, las diferentes lineas sinuosos que marcan cada uno de los caminos “vitales” que se representan en la obra no son sólo una mera elección estética. Los responsables del Hospital quieren, y entre otros muchos motivos por eso han elegido esta obra, que  esos caminos sean un referente para los pacientes. Que puedan mirarlos mientras esperan ser atendidos.

Y que los recuerden. Que, de algún modo, el Arte les sirva de terapia al fijar en su mente cada árbol, cada camino porque todos y cada uno de los elementos de la obra pueden considerarse una metáfora de los hitos que alcanzamos en nuestra vida. Esos momentos que nos definen y que, salvo que la enfermedad nos los robe, permanecen con nosotros a lo largo de toda nuestra vida.

Los trabajos avanzan a buen ritmo y dentro de poco este bosque podrá visitarse in situ. Entretanto, si os gusta lo que habéis visto os recomiendo encarecidamente que dediquéis un rato a pasear por el blog de este artista. Seguro que no os deja indiferentes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s